Llega el final de curso, tan ansiado por nuestros hijos, y, un año más, se nos nubla la visión, nos entran escalofríos y parece que la tierra tiembla. ¿Ya? ¿Tan pronto? ¿Y qué vamos a hacer ahora?

Bueno, quizá estoy exagerando un poco (bastante) pero la verdad es que la llegada del verano, que cuando éramos más jóvenes nos llenaba de alegría, ahora nos parece una pequeña complicación. Nuestros queridos niños ya tienen las vacaciones y nosotros todavía tenemos que trabajar durante unas semanas más. ¿Puede haber algo más injusto?Continuar

Para viajar con nuestros pequeñajos hay un elemento que es clave, imprescindible y que los papás y mamás responsables conocen bien: muchas ganas de descubrir cosas nuevas, de disfrutar el tiempo con ellos y, para qué negarlo, ser también un poco niño.

Pero además de la buena voluntad existen otros consejos a tener en cuenta para que vuestro viaje en familia resulte lo más agradable posible.Continuar

Lo bueno (y lo malo) de los cumpleaños es que ¡se celebran todos los años! A menos que tú o alguno de tus hijos forméis parte de esa pequeña élite que cumple años una vez cada cuatro, manteniéndose, así, joven por más tiempo (sí, ya sé que no funciona así, pero siempre me ha parecido divertido que alguien que se acerca a la treintena tenga en realidad siete años).Continuar

¡Ah, viajar con niños! ¡Qué maravilla! Ellos hacen que cualquier viaje se vuelva mucho más divertido, que se convierta (casi, casi) en una aventura. Desde los viajes en coche entonando canciones de las películas de Disney a voz en cuello al descubrimiento de formas en las nubes y la transformación de los rincones más insospechados en escondites de dragones, los niños hacen de lo inesperado una posibilidad.

¿Dónde podemos llevarles, pues, este año para que sigan disfrutando de su imaginación y descubriendo cosas nuevas?Continuar

Si bien es verdad que este blog está dedicado a viajar con niños, hoy me he acordado de otros seres adorables que también forman parte de nuestra familia y que también son pequeños… ¡aunque bastante más peludos! 

Conste en acta que no pretendo comparar niños con perros (faltaría más) pero los que tenemos mascotas no podemos ignorar el hecho de que ellos son un miembro más del hogar, tan importante como los familiares a dos patas (lo siento, pero es así). Por eso es natural que queramos que nos acompañen en nuestras aventuras por el mundo, pero debemos tener en cuenta que viajar con un perro requiere bastante planificación y preparación previa, ¡no es tan fácil como coger las maletas, ponerle la correa e irse a descubrir maravillas!Continuar